Tres intensas jornadas de puro blues. Bilbao ha respondido de la mejor manera posible a esta primera edición del festival, superando todas las expectativas.

Más de 65.000 personas asistieron a los vibrantes conciertos de la explanada del Arenal y miles de aficionados se acercaron cada día para disfrutar de las hipnóticas actuaciones en el Kiosko.

La gran fiesta del blues alcanzó de lleno también las calles de la ciudad de la mano de la dixie band “Granujas a todo ritmo” y las clases de boogie-woogie, contagiando su ritmo y alegría, haciendo bailar a la ciudadanía y a los turistas que pasaban unos días en la villa. El Museo Guggenheim, sede de parte de las actividades del festival en el marco del programa TopARTE y el 25º aniversario de la pinacoteca, colgó el cartel de “completo” tanto en la charla como en el concierto pedagógico, iniciativas que suscitaron un gran interés y fueron muy aplaudidas por los participantes.

GRACIAS. A todos los artistas, al público, a todas aquellas personas, empresas e instituciones que han respaldado el proyecto. También queremos agradecer el trabajo de todos aquellos que han hecho posible que esta primera edición haya sido un rotundo éxito: equipo técnico, de seguridad, coordinación, comunicación…sin vosotros Bilbao Blues Festival no hubiera sido posible. Ha sido una edición sobresaliente.

¡Nos vemos en 2023!